TODOS somos energía con Héctor Leoz

por | Ene 12, 2022 | Conversaciones

Ya lo dijo Albert Einstein: “Ni todo lo que existe se puede demostrar, ni todo lo que se puede demostrar existe”.

Todos somos energía (te guste o no).

«Yo soy la energía.»

Nikola Tesla

La energía es la materia prima para ser elaborada en una flor, un movimiento o una emoción.

¡Todo es energía!

Y el hecho de que tú, yo, todos somos energía, tiene algunas implicaciones… 

Pero antes de entrar en esto definamos qué es energía.

Energía

«Si quieres entender el Universo, piensa en términos de frecuencia, energía y vibración.»

Nikola Tesla

La energía es la capacidad de los cuerpos para realizar un trabajo y producir cambios en ellos mismos o en otros cuerpos.

Es decir, el concepto de energía se define como la capacidad de hacer funcionar las cosas.

Entonces…

Para que el or­ga­nis­mo hu­ma­no funcione éste uti­li­za la ener­gía pa­ra mu­chos pro­pó­si­tos; por ejem­plo: ca­mi­nar, co­rrer, mo­ver­se, res­pi­rar, cre­cer, ma­du­rar los te­ji­dos, pro­du­cir le­che materna y man­te­ner los te­ji­dos sa­nos.

Por otro lado, todos los procesos que se realizan en nuestras células y nuestros tejidos producen y requieren de la energía para llevarse a cabo.

La energía es el combustible que el cuerpo humano necesita para vivir y ser productivo.

Si cierras los ojos en un lugar tranquilo comenzarás a sentir el ritmo de tu respiración, los latidos de tu corazón, el pulso en tus muñecas.

Todos esos fenómenos vienen a decir que estás vivo y que eres energía.

¿Sabías que la energía tiene 4 propiedades básicas?

La energía no se crea, sino que se transforma y es durante esta transformación cuando se manifiestan las diferentes formas de energía.

“Voy a tomar toda esta negatividad y usarla como combustible.”

Bradley Cooper

Al final de cualquier proceso de transformación energética nunca puede haber más o menos energía que la que había al principio, siempre se mantiene. 

La energía no se destruye.

La energía pasa de un cuerpo a otro en forma de calor, ondas o trabajo.

«El primer punto de contacto entre dos personas no es la piel, es la energía.»

Anónimo

Solo una parte de la energía transformada es capaz de producir trabajo y la otra se pierde en forma de calor o ruido (vibraciones mecánicas no deseadas).

SOMOS energía ¿Cómo nos afecta?

En primer lugar podemos tener distintos niveles de energía. 

Algunas veces tendrás una energía más expansiva (hacia afuera) y otras más implosiva (hacia adentro), otras puedes tener una energía más baja (emociones como la tristeza nos invitan a ello) y otras más alta (emociones como la alegría o el enfado). Todos estos niveles de energía afectarán al modo en el que ves la vida, el modo en el que te relacionas, el modo en el que decides invertir tu tiempo.

Tu energía es limitada. 

Y como tal no pienses que siempre la vas a tener, que de aquí a 20 años podrás bailar esta canción al igual que lo haces hoy.

Tienes que saber dónde invertirla porque se acaba.

También es cierto que hay energías que te agotan más que otras.

Mientras que la rabia te deja agotado, el amor, el cariño y la ternura te renuevan.

Quizás sea lo único que cuanto más se da más se tiene.

«El amor es lo único que crece cuando se reparte.«

Antoine de Saint-Exupéry

Irradias energía y atraes un tipo de energía. 

Si tienes energía positiva, siempre atraerás resultados positivos.

No podemos evitar irradiar una energía determinada al exterior, un campo energético que llega a los demás y frente al que no pueden pasar desapercibidos.

Lo mejor de todo es que la mayor parte de las personas y experiencias que se acerquen a tu vida estarán determinadas por el campo de energía que irradias.

¡Somos imanes!

“En la física cuántica, el efecto observador afirma que allí donde pones la atención pones la energía”

Joe Dispenza

TODOS somos energía con Héctor Leoz

Limpieza energética, necesaria e importante

¿ Alguna vez has estado de muy buen humor, hasta que te has encontrado a alguien que ha volcado miles de quejas sobre ti?

O quizá ¿Has entrado en algún lugar donde has sentido una energía muy estancada y oscura?

Cuando nos ocurre algo así, nuestro estado de ánimo disminuye y nos pasamos el día intentando, por todos los medios, volver a elevar nuestros niveles de energía tratando de quitarnos de encima la mala vibra que se nos ha quedado pegada.

Nuestra sociedad es bastante hábil para mantener un ambiente sano y nos enseña una serie de normas de higiene personal.

Todo el mundo sabe que debe bañarse con regularidad, lavarse los dientes y las manos, además de limpiar la casa, organizar y ordenar, sacar la basura, etc.

Nuestros cuerpos energéticos requieren el mismo cuidado y nosotros hemos de ser conscientes de la importancia de sentirnos en armonía y en equilibrio.

En este sentido, hay diferentes métodos que nos permiten purificar el sistema energético, limpiarlo de todo bloqueo y, así, poder usar nuestro potencial intelectual y anímico como debe ser, sin que energías del entorno influyan en nuestra evolución.

En todo proceso de limpieza se liberan esas energías negativas que pueden verse debilitadas, entre otras cosas, por los propios pensamientos negativos, estrés, depresión, baja autoestima, quejas y críticas, lo que pueden llevar a “enfermarnos” en todo aspecto.

¿Cuál es el objetivo y cuándo hacer una limpieza?

La idea es que nos permita vivir una vida sin cargas emocionales ni energéticas, en la que podamos ser nosotros mismos.

A veces nuestra contaminación energética nos impide ver más allá y dar los pasos hacia el cambio que necesitamos.

Lo recomendable es hacer este «Movimiento Energético» cuando nos invaden constantemente sentimientos de tristeza, malestar y sufrimiento sin motivo aparente, rabia, rencor, ira y frustración.

Además, cuando se apoderan de nosotros miedos irracionales, sentimos falta de voluntad e iniciativa en nuestra tu vida diaria o un agotamiento extremo.

¿Cómo se realizan estas limpiezas?

Existen un sin número de métodos para limpiar nuestra energía como, por ejemplo:

Feng Shui, piedras, sahumos, baños, ejercicios, radiestesia, cristales, meditación, imanes, plantas, etc.

Sin embargo, la más importante depende de TÚ voluntad, ganas y empeño que le pongas.

¿Estás preparada?

Para contactar a Héctor Leoz lo puedes hacer aquí

Si te  ha gustado este artículo y conversación y, crees que puede ser de utilidad para otras personas, te pedimos que lo compartas en tus redes sociales. 

Soy María Luisa Ginesta

Autora del Libro La Llave y Directora de la Fundación EntreTodas

Todos me dicen Chica, me encanta escribir, conversar y me llena ayudar a muchas mujeres a vivir una vida con propósito sanando su interior.

Visítanos en nuestras redes sociales

Otras Conversaciones

Finales…tiempos de cosecha con Gustavo Rodio

Finales…tiempos de cosecha con Gustavo Rodio

“En mi comienzo está mi final” Emil Cioran Hoy Gustavo Rodio nos acompaña a agradecer y nos invita a mirar los finales como cosecha. Con su tono suave y calmado, Gus o el Oso - como le llaman sus amigos - nos explica que no solamente se duela por una muerte. Se duelan...

La importancia de los rituales con Abuela Ana Luisa Solís

La importancia de los rituales con Abuela Ana Luisa Solís

Un día, el Principito le preguntó al zorro qué es un rito, éste respondió: «Es lo que hace que un día sea diferente de los otros días… Entre los cazadores, por ejemplo, hay un rito. Los jueves bailan con las muchachas del pueblo. Los jueves entonces son...

El poder del agradecimiento con Elizabeth Mehr

El poder del agradecimiento con Elizabeth Mehr

Escuchamos cada vez más seguido que «agradecer es importante».  Pero cuando somos agradecidos ¿se dan realmente cambios a nivel físico? ¿Cuál es el verdadero alcance de la gratitud? Porque la gratitud es mucho más que una emoción. Ser agradecido es una...

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x